Retroceder   ExVagos > Zona Bla Bla > Ateneo > Historia

Avisos



La Noche de San Daniel (1865)


 
 
Herramientas Desplegado
 
#1  
Antiguo 13-nov-2017, 18:06
Avatar de MacCarlinhos
MacCarlinhos MacCarlinhos está desconectado
Colaborador
 
Fecha de Ingreso: mayo-2016
Ubicación: Terra de Breogan
Mensajes: 10.411
Gracias: 27.272
Le dieron las gracias 33.404 veces en 10.216 Posts
Cool La Noche de San Daniel (1865)

El 10 de abril de 1865, los estudiantes universitarios se manifiestan en la Puerta del Sol de Madrid en apoyo de su rector, cesado por el general Narváez tres días antes por, a su vez, no haber cesado este al catedrático Emilio Castelar tras la publicación por parte de este de dos artículos muy críticos contra la reina Isabel II en el diario La Democracia.


Es de noche cuando la Guardia Civil irrumpe violentamente en la emblemática plaza de Madrid, kilómetro cero de las carreteras españolas y, en ese momento, epicentro de un sangriento episodio que se cobró catorce muertos y ciento noventa y tres heridos, la mayoría de ellos mujeres, ancianos y niños que no tenían nada que ver con el motivo de la concentración (Galdós fue testigo presencial). Unos hechos que recordaba mucho a los sucesos de los primeros días de mayo entre las tropas napoleónicas y los madrileños, inmortalizados por Goya en sus famosos cuadros. Tan violenta y sangrienta fue la carga, a bayoneta calada y uso de las armas de fuego, que a esta noche se la llamó también la Noche del Matadero.

Incluso Narváez en persona salió a encararse con los manifestantes que se habían reunido frente a Gobernación y les espetó fuera de sí: “¡Las personas honradas a sus casas! ¡Los pillos, que se queden aquí a entendérselas conmigo!”.

Aquella noche simbolizaba el ambiente crispado que caracterizaba en reinado de Isabel II y de los gobiernos del Partido Moderado dirigido por el general Narváez. Un gobierno dispuesto a todo, incluso a hacer uso de toda la fuerza militar posible, para mantener el ”orden”.

Ya en octubre del año anterior, el gobierno había publicado una circular prohibiendo la libertad de opinión en las universidades en relación a las decisiones del gobierno o de la Corona. Una orden que, sin embargo, no cumplió el joven catedrático de Historia y dirigente del Partido Demócrata, Emilio Castelar, quien publicó en ese mismo mes un artículo contra la reina y, en concreto, contra el Concordato con el Vaticano, al que consideraba era contrario a la libertad de cátedra. Pese a que el mismo fue censurado, la realidad era que el mismo circulaba clandestinamente por todos los ambientes universitarios y obreros.

Ramón María de Narváez

Pero las decisiones del gobierno de Narváez no solo afectaban a la libertad de opinión. A principios del año siguiente, como medida de saneamiento de la Hacienda Pública, el gobierno dicto una serie de medidas económicas, entre las cuales se encontraba la enajenación parcial de los bienes del entonces llamado Patrimonio Real, lo que hoy sería Patrimonio Nacional, dedicando el 75% de los ingresos a Tesoro Público y el 25% restante a la Reina. En realidad, el gobierno había intentado vender que había sido la propia Reina la que había cedido su patrimonio al Estado, conservando para ella solamente la cuarta parte del mismo, hasta el punto que en las Cortes los diputados del Partido Moderado aplaudieron largamente a Isabel II, comparando su altruismo y servicio público a su antecesora, Isabel la Católica.

La prensa conservadora dibujó una aureola de benevolencia y sentido de Estado alrededor de Isabel II.

“Esa Reina que tiene tales rasgos de generosidad, es la Reina de España, es la madre de todos los españoles: si estos conservan todavía la noble sangre que siempre ha corrido por sus venas, tenemos la íntima convicción de que responderán con su abnegación, con sus sacrificios, con su patriotismo, al patriotismo, al sacrificio y a la abnegación de que tan levantado ejemplo les ha dado su cariñosa madre y augusta señora”. (El Contemporáneo 21 de febrero de1865, Año VI. Núm. 1164).

Esta medida provocó que, de nuevo, Emilio Castelar publicara dos artículos contrarios a que la Corona recibiera esa parte del dinero que, en realidad, eran patrimonio del pueblo. Pará Castelar, lo que la Reina hacía era devolver a los españoles lo que era de ellos y aquel gesto altruista era, en realidad, una farsa y un engaño de Narváez y la Reina. Los artículos venían a demostrar que el gobierno actuaba de espaldas al pueblo y en favor de una Isabel que, agobiada por las deudas, se apropiaba de un 25 por 100 del producto de la venta de unos bienes que, en su mayor parte, no eran de su patrimonio, sino de la nación.



Emilio Castelar, escribió un artículo llamado El Rasgo en el periódico La Democracia donde se puede desgranar algunos aspectos:

- En primer lugar el artículo pone el enfoque en la prensa cortesana:

“Los periódicos reaccionarios de todos los matices nos han atronado los oídos en últimos días con la expansión de su ruidoso entusiasmo, de sus himnos pindáricos: verdadero “delirium tremens” de la adulación cortesana”.

- Seguidamente Castelar arremete contra la “anticonstitucionalidad” del Patrimonio Real:

“Vamos a ver con serena imparcialidad qué resta en último término, del celebrado rasgo. Resta primero una grande ilegalidad. En los países constitucionales el Rey debe contar por única renta la lista civil, el estipendio que las Cortes le decretan para sostener su dignidad. Impidiendo al Rey tener una existencia aparte, una propiedad, como Rey, aparte de los presupuestos generales del país, se consigue unirlo íntimamente al pueblo”.

El catedrático finaliza de manera arrolladora:

“Los bienes que se reserva el Patrimonio son inmensos: el veinticinco por ciento desproporcionado; la Comisión que ha de hacer las divisiones y el deslinde de las tierras, tan tarde como la que deslindan los bienes del clero; y en último resultado, lo que reste del botín que acapara sin derecho el Patrimonio vendrá a engordar a una docena de traficantes, de usureros, en vez de ceder en beneficio del pueblo. Véase, pues, si tenemos razón; véase si tenemos derecho para protestar contra ese Proyecto Ley, que desde el punto de vista político, es un engaño; desde el punto de vista legal, un gran desacato a la ley; desde el punto de vista popular, una amenaza a los intereses del pueblo, y desde todos los puntos de vista uno de esos amaños de que el partido moderado se vale para sostenerse en el Poder que la voluntad de la nación rechaza; que la conciencia de la nación maldice”.

Las consecuencias de esos artículos supusieron el cese de la cátedra de Castelar y la destitución del rector, seguida con la sangrienta noche de San Daniel.

Grabado de la prensa francesa sobre la noche de San Daniel

Esa misma noche, el ministro de Gobernación, González Bravo, intentaba explicar en el Senado las medidas ordenadas por él para reprimir a los manifestantes, justificando la violencia de las fuerzas del orden. Ante su incapacidad para explicar lo inexplicable, el ministro expulsó a la prensa y ordenó la censura de todos los periódicos del día siguiente, lo que provocó que varios de ellos se publicaran al día siguiente con las páginas en blanco. Salustiano Olózaga, Cánovas del Castillo y Ríos Rosas fueron los más críticos con González Bravo, llegando a retarse en un duelo Ríos Rosas y Bravo.

El irascible diputado Ríos Rosas llamó en el Parlamento “miserables instrumentos” a las fuerzas del orden y cuando fue instado a retirar sus palabras se negó, exigiendo en cambio que se esculpieran “en mármoles y bronces”: el cariz del debate se tornó virulento y acabó batiéndose en duelo con González Bravo, ministro de Gobernación y responsable directo de la brutal represión, que resultó herido en un brazo pese a que su oponente falló el tiro de forma deliberada (en cambio, él sí había apuntado).

La situación del país quedó envuelta en un estado de tensión y se agravó dos meses más tarde, cuando Isabel II destituyó por fin a Narváez pero en vez de llamar a los progresistas para sustituirle confió de nuevo en O’Donnell.

Así rompió de manera definitiva el nexo de unión con los progresistas y republicanos, hartos de poner las víctimas, que optaron abiertamente por la vía de la insurrección. Fracasaron en varios intentos pero estaban sembradas las bases de lo que en poco tiempo sería la Revolución del 68, que supuso el destronamiento y exilio de la reina.
__________________



Rock & Roll
Muchas gracias a mi querida amiga aliciamaria y a MrWolf
"La ignorancia no es no saber sino no querer saber"
Responder Citando
El siguiente usuario le dio las gracias a MacCarlinhos por este post:
claudiosiracusano (13-nov-2017)
 
#2  
Antiguo 13-nov-2017, 18:27
Avatar de claudiosiracusano
claudiosiracusano claudiosiracusano está desconectado
Miembro BRONCE
 
Fecha de Ingreso: agosto-2017
Mensajes: 541
Gracias: 2.850
Le dieron las gracias 1.690 veces en 513 Posts
Predeterminado Respuesta: La Noche de San Daniel (1865)

Lo que se ha tenido que sufrir, para llegar ,a lo que ahora somos ,muy bueno Mac.
Un saludo
Responder Citando
El siguiente usuario le dio las gracias a claudiosiracusano por este post:
MacCarlinhos (13-nov-2017)
 
#3  
Antiguo 13-nov-2017, 19:08
Avatar de MacCarlinhos
MacCarlinhos MacCarlinhos está desconectado
Colaborador
 
Fecha de Ingreso: mayo-2016
Ubicación: Terra de Breogan
Mensajes: 10.411
Gracias: 27.272
Le dieron las gracias 33.404 veces en 10.216 Posts
Cool Respuesta: La Noche de San Daniel (1865)

Me alegro que te haya gustado claudiosiracusano y muchas gracias por la visita.
Un abrazo compi
__________________



Rock & Roll
Muchas gracias a mi querida amiga aliciamaria y a MrWolf
"La ignorancia no es no saber sino no querer saber"
Responder Citando
El siguiente usuario le dio las gracias a MacCarlinhos por este post:
claudiosiracusano (13-nov-2017)
 



(0 miembros y 1 visitantes)
 
Herramientas
Desplegado

Normas de Publicación
No puedes crear nuevos temas
No puedes responder temas
No puedes subir archivos adjuntos
No puedes editar tus mensajes

Los Códigos BB están Activado
Las Caritas están Activado
[IMG] está Activado
El Código HTML está Desactivado

Ir al Foro


La franja horaria es GMT +1. Ahora son las 06:38.


Powered by vBulletin®
Copyright ©2000 - 2017, Jelsoft Enterprises Ltd.
Exvagos1.Com Exvagos es marca registrada.